Ago 11, 2015 / by EmprendoVerde / In blog, emprender, internacional / Leave a comment

Exportar se convierte en el gran sueño de la pyme

Empresas buscan aumentar ventas y diversificar riesgos en el extranjero.

puerto-barco1-540x350Hoy en día, son pocos los emprendedores que se conforman con comercializar sus productos sólo dentro de Chile. Acceder a los mercados externos es uno de los sueños de las pequeñas y medianas empresas nacionales, que ven en la exportación de sus bienes o servicios la gran oportunidad para crecer, aumentar sus ventas y disminuir los riesgos de estar en un solo país.

En Chile, la institución que fomenta la realización de este tipo de actividad es ProChile, entidad que funciona bajo el alero del Ministerio de Relaciones Exteriores. Su director, Roberto Paiva, cuenta que hoy “es un período extraordinario y lleno de posibilidades para exportar, tenemos un tipo de cambio en Chile que es mucho mejor que hace un año y varios mercados que crecen”, asegura. Este año, el dólar ya se acerca a su mayor nivel en 12 años, lo que implica que los exportadores reciban más pesos por sus productos.

Paiva destaca que entre los beneficios de exportar no sólo está aumentar la facturación de la empresa, sino que, además, diversificar los riesgos, ya que cuando una empresa coloca sus productos en diferentes mercados, puede beneficiarse de las distintas velocidades de las economías: si Chile está desacelerado y, por ejemplo, Estados Unidos va como avión, puede aprovechar ese boom. “Llegar a mercados con distintos ciclos económicos hace que el riesgo disminuya”, destaca el director de ProChile.

Exportar, eso sí, no es fácil. “Es recomendable tener objetivos definidos y una estrategia clara, y analizar si se cuenta con un modelo de negocios. Es fundamental que todo empresario analice si su producto o servicio cubre una necesidad en el mercado al que desea llegar y si es competitivo”, advierte Paiva.

En Chile, cualquier persona natural, jurídica o extranjera con residencia en el país puede constituirse como exportador. El primer requisito es estar al día en el pago de compromisos tributarios con el Fisco y tener iniciación de actividades como exportador (o ampliación de giro) ante el Servicio de Impuestos Internos.

Además, el director de ProChile recomienda que “todo empresario analice si su producto o servicio cubre una necesidad en el mercado al que desea llegar y si es competitivo (…) que considere los factores diferenciadores de su oferta, si cumple o podría cumplir con las normativas y regulaciones del mercado de destino”, finaliza.

Fuente: Lignum

Comentarios

commenttario

Your comment