Mar 13, 2014 / by BetoSalinas / In innovación, inversión / Leave a comment

Reino Unido invertiría US$ 20 mills. en Chile para desarrollar la capacidad de investigar

El gobierno británico anunció un fondo de más de US$ 620 millones por cinco años, para crear programas que impulsen la ciencia en conjunto con 15 economías emergentes del mundo, entre ellas, la chilena.En su tradicional Declaración de Otoño, el gobierno de Reino Unido anunció el fondo Newton, un fondo de 75 millones de libras anuales para un período de cinco años a contar de 2014 con el objetivo de promover el desarrollo de las capacidades para investigar e innovar de 15 países emergentes, entre los que está Chile.

En total, el fondo asciende a más de US$ 620 millones (375 millones de libras) y está administrado por el Departamento de Negocios, Innovación y Habilidades (BIS, por sus siglas en inglés), institución que fomenta el crecimiento económico.

De visita en Chile, el ministro de Estado de la Foreign Office, Hugo Swire, especificó la propuesta de financiación en el caso chileno y los requisitos que el gobierno local ha de cumplir para recibir los recursos.

Chile podría obtener una partida total de unos US$ 20 millones a lo largo de tres años (12 millones de libras), es decir, US$ 6,5 millones al año (4 millones de libras). La financiación, aclaró Swire, está supeditada a que el socio internacional seleccionado, en este caso, Chile, iguale el monto en un acuerdo de cofinanciamiento, lo que supondría que la cifra se duplicase y llegase a US$ 40 millones.

“En Reino Unido reconocemos que el mundo está avanzando a gran velocidad y está siendo impulsado fundamentalmente por la ciencia y la innovación. Estamos preocupados por la habilitación profesional de nuestros estudiantes y cuando se les compara con sus pares en países asiáticos, como China, observamos que tenemos mucho que avanzar”, dice Swire.

Bajo la percepción de que la innovación es uno de los principales motores para el crecimiento económico, explica, como gobierno se están concentrando en intentar promoverla junto a la ciencia tanto en su país como en otras potencias emergentes “amigas”, como Chile.

Descrito como el fondo de investigación de las potencias emergentes en la Declaración de Otoño, el fondo Newton se traduciría en programas de actividad conjuntos con cada uno de los países socios, los cuales son objeto de debate y acuerdo entre ambas partes. Probablemente cada programa sea denominado con el nombre de Newton, y con el nombre de otro científico reconocido del país socio.

Los programas pueden incluir diferentes combinaciones de actividades para cada asociación nacional como la colaboración en la investigación en los problemas que afectan a los países en desarrollo; los planes de movilidad de jóvenes investigadores y becas, y asociaciones institucionales, entre otras.

“El detalle de los programas es objeto de debate y tendrán que ser acordados con cada país socio”, comenta el ministro de Estado. Dentro del grupo de los países seleccionados para sumarse con un monto equivalente al fondo figura China, India y, en América Latina, Brasil, México, Colombia y Chile.

Según Swire, Chile es un país muy rico en términos climáticos y de recursos naturales, por lo que se podrían “compartir mejores prácticas, mejores ideas y mejores personas para crecer mutuamente” en ámbitos como por ejemplo el de la tecnología marina, en el que el país europeo tiene experiencia.

Sobre la intención de Chile de los últimos años de destacar como un polo de innovación regional, Swire considera que mirar a otros países que están haciendo otras cosas y compararse es bueno para mejorar, pero que es el Gobierno el que tiene que competir.

“Estamos absolutamente comprometidos con Chile, pero estamos en pañales con respecto a ciertos programas que llevamos a cabo en Brasil, por ejemplo”, reconoce.

Sin embargo, está seguro de que el fondo supone “una pequeña semilla de la cual nacerá un árbol robusto que se ha de sostener si es que Chile” pretende desarrollar su propio hub de innovación. Agrega que una vez que se establezcan las formalidades entre ambos gobiernos podrá detallarse dónde y cómo quieren invertirse estos fondos. Esto ha de nacer de quienes van a fijar las prioridades en materia de investigación, como innovadores y científicos.

Autora: Marina Alías

Fuente: Economía y Negocios

Comentarios

commenttario

Your comment